Muñeco de porteo marca IMA.

Muñeco de porteo marca IMA.

Los muñecos de porteo son una herramienta esencial de cualquier asesora de porteo, sobre todo porque muchas veces nos toca ayudar a mamis que aún están en espera o trabajar con bebés que no están de ánimos para practicar, además es más sencillo afianzar la técnica en los padres utilizando un muñeco pues les  ayuda a generar confianza y seguridad para que después pueda aventurarse al porteo real con bebés de carne y hueso.

Así pues este review trata de estos pequeños amiguitos, esta vez analizaré en exclusiva a los muñecos de porteo marca “IMA”, elaborados por Instinto Maternal y Apego, de cariño les llamamos “Jorgitos” (claro que cada asesora le pone nombres a su gusto), estaré mencionando comparativas entre Jorgito 1 y Jorgito 2 ya que hubo una versión anterior y tuvo ciertas mejorías. Jorgito2 es la última versión y me parece un muy buen muñeco de porteo.

Materiales exteriores.

Las extremidades, cabeza, pies y manos son plásticas y están unidas al cuerpo que es totalmente de piel. La unión de estos es mediante cinchos de seguridad que mantendrán en su lugar las extremidades por mucho que se zangolotee el muñeco jeje.

El hecho de que el cuerpo sea de piel le da mucha estabilidad, contrario a otros muñecos que he usado cuyos cuerpos son de tela, sus extremidades se sostienen muy bien en la posición que se le coloquen, puedes observar en la imagen más abajo que Jorgito2 sostiene su cuerpo y brazos al estar sentado, tienen muy buen auto control, contrario a Jorgito1 que era de tela y se hunde por completo e incluso le cuesta mantenerse sentado.  Quizás eso le daba cierto realismo a Jorgito1 pues los bebés de verdad tienen poco control muscular y no pueden sentarse sino hasta llegada cierta edad, ¿cierto?  sin embargo para el objetivo demostrativo que tienen los muñecos de porteo, en mi opinión, es mejor si el muñeco es más controlable pues permite al padre enfocarse en la técnica y no se distrae intentando controlar y acomodar al muñeco.

*Nota: El pañal no viene incluido.

J126J2

acostado

Ah! Y si de algo cuenta diré que su cara es muy linda, no es un muñeco que te asuste de noche, sus ojitos y boca son muy bellos y esta sutilmente pintado, nada tétrico jaja.

Rostro

Relleno.

Anteriormente Jorgito1 estaba relleno de sal y guata, sin embargo en Jorgito2 los materiales han cambiado, ya no contienen sal sino un material mucho más resistente a los cambios de temperatura, plagas, hongos y moho.  Este relleno también facilitó en cierta forma el uso del muñeco, antes era necesario amoldar un poco las piernas del muñeco en la zona de las rodillas para que este lograse la posición “en M” deseada al momento de portear, quedaban pequeños bultos o zonas “blandas” debido a la sal, había que moverle un poco y buscar acomodar la sal, pero ahora no solo nos olvidamos de la sal sino que están  amoldados desde fábrica en posición de ranita,  esto es algo positivo pues el muñeco se acomoda casi solo y el padre logra visualizar cual es la meta al colocar a su bebé real.

RaR1

Peso.

Jorgito2 pesa casi 4 kilos distribuidos muy bien en todo el cuerpo, incluso  tiene peso en la cabeza tal cual un bebé real. Este peso ayuda por ejemplo en los amarres a la espalda, son más sencillos de realizar pues el peso del muñeco hace que caiga mejor  justo como lo haría un bebé de verdad.

Tamaño.

Jorgito2 mide 53cm de largo en total, es ligeramente más alto y más gordito en brazos y piernas que Jorgito1, su tamaño mejorado, por mínimo que sea, vuelve más sencilla su manipulación, sobre todo a la espalda, ya es posible distinguir claramente la tela llegar “de rodilla a rodilla” con facilidad y además es un alivio para todas aquellas con brazos de “T-Rex” –y yo me incluyo–  pues es más fácil alcanzarlo en la espalda.

altura

Colores.

Nota: Este punto es una opinión totalmente personal  y que definitivamente no tiene nada que ver con el desempeño del muñeco, solo con su estética.

Jorgito1 estaba hecho de loneta de colores mezclando partes en rojo, azul, amarillo, algunos turquesa y de pronto esos colores eran un poco distractores o llamativos para los toddlers que acompañan a algunos padres  –en mi experiencia–  , además les hacían lucir un acabado “irregular”,  yo solía vestirlos con ropa de bebé buscando cubrir los colores, sin embargo Jorgito2 tiene su cuerpo en piel color taupé, lo cual personalmente me encanta pues ahora puedo dejarlos incluso encuerados y lucirán uniformes como sea, claro que igual se antoja ponerles ropita encima para verlos arreglados jeje.

Jorgito

Limpieza.

Al ser  de piel es más sencillo limpiarlos, si el cuerpo se les ensucia basta con pasarles un trapo húmedo, contrario a los de tela que si se ensucian pueden ser más difíciles de limpiar, se ensucian por el simple uso constante, ¡no tienes idea de cuanta pelusa sueltan a veces los cargadores! , como sea para evitar que se ensucien basta con vestirlos.

Sus caritas se manchan de tanto pasarlos de mano en mano, los míos por ejemplo en su cabecita acaban con besos marcados después de cada taller porque siempre explico que : “la altura ideal es a donde puedes darle un besito (y les doy un beso) sin agacharte mucho…” así que yo misma los mancho jajaja, si te pasa igual o en general quieres limpiarles sus rostros puedes hacer una mezcla de bicarbonato y agua, formando una especie de pasta, talla con un trapo húmedo y un poco de pasta en forma circular sobre la mancha o sobre todo su rostro y finalmente limpia nuevamente con un trapo húmedo y limpio, quedarán relucientes como nuevos.

Costo.

Su costo es de $1,200, un precio bastante razonable si consideras que lo único que tendrás que hacerle es ¡usarlo mucho!. Ya no tendrás que experimentar con rellenos y patrones, te lo digo yo que encontré alivio tras los prototipos que mi mamá y yo intentamos en casa,  solo conseguimos adefesios deformes y mal proporcionados, bebés de algún planeta alienígena jaja, después yo misma rellene a mi muñeca Hachi marca Gely, preciosa, que además costó $1,300 y tuve que despansurrar su cuerpo para rellenarla, ahora Hachi podrá volver a usar su traje de cangurito (venía con trajecito de canguro y en su marsupio carga a su bebé <3 ) y quedarse de colección mientras dejo a los Jorgitos para el uso rudo en el arte de la asesoría de porteo.

En conclusión son muñecos bastante funcionales, cumplen con su propósito al 100% y son lindos, sé que hay cientos de muñecos educativos en el mercado, algunos de ellos con costos muy elevados incuso, algunos que hasta se pueden mojar, otros que abren su boquita especial para las asesoras de lactancia, etc, pero para asesoras de porteo me parece que Jorgito2 es un buen muñeco a un buen costo.

Mi única sugerencia es que les coloques un pañal, de preferencia uno pachoncito de tela, esto ayudará a darle mejor control a las caderas del muñeco y por ende lograr buenos asientos, de lo contrario el muñeco es un poco hipotónico en caderas y puedes ver piernas en posiciones muy extrañas e irreales al momento de portear.  No he probado que tal funciona un pañal desechable pero me parece que estos pueden perder estabilidad pronto debido al uso, de ahí que mi recomendación sea usar pañales de tela. También es bueno vestirlos pues la ropa ayuda a que el muñeco se quede en su lugar y no resbale el cargador, incluso se sugiere ponerles un gorrito para que la tela no se resbale en su cabeza cuando haces un amarre a la espalda por ejemplo, cosa de que experimentes y veas que tal.

¡Estaría buenísimo tener Jorgito Toddler! Espero que pronto contemos con esa opción también.

Si deseas adquirir un muñeco de porteo o “Jorgito” marca IMA puedes preguntar en su página oficial: IMA